Custodia compartida y visitas durante el estado de alarma.

La declaración del estado de alarma ha supuesto la suspensión de algunos plazos procesales, ¿cómo afecta esto al Derecho de Familia?

Sin perjuicio de la posibilidad, e incluso conveniencia, de que la variación del régimen de custodia, visitas y estancias y de la forma de ejecutarlo en razón de las finalidades del RD 463/2020 sea producto del consenso entre los progenitores, en defecto de acuerdo corresponde al juez o magistrado adoptar la decisión que proceda, acerca de la suspensión, alteración o modulación del régimen de custodia, visitas y estancias. Lo anterior no es obstáculo para la adopción de acuerdos en las juntas sectoriales de los  juzgados de familia con objeto de unificar criterios de actuación y de establecer pautas de actuación conjunta.

En la misma línea, el Acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 23-3-2020, establece que corresponde al juez la decisión pertinente acerca de la suspensión, alteración o modulación del régimen de custodia, visitas y estancias acordado. Las medidas adoptadas judicialmente en estos procedimientos de familia no quedan afectadas por la regla general de suspensión de plazos y actuaciones procesales.

Sin embargo, ante la necesidad de preservar la salud de los hijos y de los progenitores, la ejecución práctica del régimen establecido puede verse afectada por las limitaciones impuestas durante el estado de alarma. Para la modulación de esta realidad, las juntas sectoriales de los Juzgados de Familia podrán adoptar acuerdos de unificación de criterios y establecer pautas de actuación conjunta en orden a satisfacer las finalidades de protección a que se orienta el RD 463/2020.

Sobre la existencia de una norma que regule los aspectos relativos al régimen de custodia y visitas durante el estado de alarma.

No existe ninguna norma al respecto. La única norma reguladora del estado de alarma que se refiere tangencialmente al asunto es el RD 463/2020 que, en su art.7, ampara la libre circulación para la asistencia y cuidado de menores. Ante las dudas generadas sobre la incidencia de la declaración del estado de alarma en el cumplimiento de las medidas relativas al régimen de custodia y visitas se han dictado diversas pautas y recomendaciones, por diversos organismos y Colegios de Abogados, muchas de ellas contradictorias, así como acuerdos de Juntas de Jueces de Familia, que aunque no tienen carácter vinculante están dirigidos a establecer un criterio común en el partido judicial sobre el que tienen jurisdicción.

En la comparecencia del Ministro de Justicia del 20-3-20, se afirmó que el art.7 del RD 463/2020 ampara la libre circulación para asistir a los menores, si bien, en situaciones especiales que puedan suponer un perjuicio para el menor, el juez puede decretar que no se cumplan.

Dado que no existe normativa específica sobre las cuestiones planteadas y que los criterios sobre el alcance de la declaración del estado de alarma en el cumplimiento de las medidas en relación con los hijos son muy dispares, conviene interpretar los acuerdos de las Juntas de Jueces y las recomendaciones de los distintos organismos con cautela y siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor y la situación excepcional derivada de la crisis sanitaria.

Sobre la suspensión o modificación de las medidas establecidas en resolución judicial en relación con el régimen de custodia, visitas y estancias como consecuencia del estado de alarma.

Los progenitores pueden acordar la suspensión o modificación de las medidas relativas a la custodia, visitas y estancias, y es aconsejable que lo hagan si ello redunda en interés del menor. Las medidas pueden modularse, suspenderse o modificarse para preservar la salud y bienestar de los hijos, la salud de los progenitores y, en general, la salud pública, alterando o suspendiendo la ejecución de las medidas acordadas o determinando una particular forma de llevarlas a efecto.

Las Juntas de Jueces de Familia abogan por que sean las familias las que adopten las medidas adecuadas a sus particulares circunstancias, evitando colapsar los Juzgados con peticiones banales y teniendo en cuenta las indicaciones sanitarias, el interés de los menores y el interés judicial.

Es recomendable que tales acuerdos se plasmen por escrito o entre los abogados de ambas partes. Según el Consejo General del Poder Judicial, en defecto de acuerdo, corresponde al juez o magistrado adoptar la decisión que proceda en función de las circunstancias del caso.

No existe regulación del contenido de los acuerdos a adoptar por los progenitores en relación con el régimen de custodia, visitas y estancias, si bien las diversas Juntas de Jueces de Familia han establecido distintos criterios sobre posibles acuerdos. Estos son algunos de ellos:

  • Suspender temporalmente el régimen de visitas mientras dure el estado de alarma, o modificar el sistema de entrega y recogida, así como los tiempos de permanencia con los progenitores, pudiendo ser suprimidas las visitas intersemanales.
  • Reducir los intercambios al mínimo posible, con estancias semanales, quincenales o, incluso, mensuales, pudiendo servir de ejemplo lo acordado para periodos estivales, y utilizar o aumentar, en su caso, las telecomunicaciones que permitan el contacto con el progenitor que no se encuentre en ese momento con los hijos.
  • Modificar los periodos de estancia a fin de reducir en lo posible el número de desplazamientos, sustituyendo o disminuyendo las visitas intersemanales mediante compensación con tiempos de estancia continuados con los menores, con el incremento de las comunicaciones por medios telemáticos.
  • Modificar temporalmente los tiempos de custodia, en atención a las especiales circunstancias laborales que tengan en estos momentos o en aras de reducir el número de desplazamientos o, en caso de que la custodia compartida tenga una distribución por periodos inferiores a la semana, intentar distribuir los periodos de guarda como mínimo por semanas alternas, para así evitar desplazamientos innecesarios de los menores.

 A falta de acuerdo, regla general del cumplimiento.

A falta de acuerdo entre los progenitores, la mayoría de las Juntas de Jueces de Familia abogan por la regla general del cumplimiento obligatorio, durante el estado de alarma, de los regímenes de custodia visitas y estancias acordados por las Resoluciones judiciales, al considerar que la situación excepcional del país no debe servir de excusa para amparar -salvo supuestos excepcionales justificados- el incumplimiento.

Este es también el criterio de la mayoría de colegios de abogados: deben cumplirse las resoluciones judiciales o los acuerdos adoptados siempre que no se ponga al menor en situación de riesgo. Sin embargo, también hay Juntas de Jueces que defienden la suspensión del régimen de visitas y/o de los intercambios en caso de custodia compartida, por considerar que los traslados implican riesgo para el menor.

Respecto al régimen de visitas, algunas Juntas de Jueces adoptan una posición intermedia, diferenciando si se trata de visitas de fin de semana o intersemanales, con o sin pernocta.

Y otras aunque recomiendan el cumplimiento, matizan que, en caso de conflicto no se considera incumplimiento injustificado que los menores permanezcan con el progenitor con el que se encontraban en el momento de declararse el estado de alarma.

En caso de custodia monoparental, se recomienda que, a falta de acuerdo, sea el progenitor custodio quien mantenga la guarda del menor evitando traslados de los menores y riesgos de contagio, manteniendo el otro progenitor las comunicaciones con el menor, pudiendo compensarlo una vez termine el estado de alarma y, si tal estado se prolonga por más dos semanas, con acumulación de los días de visita de manera continuada para su disfrute por el progenitor no custodio.

 

Fuente: Lefbvre; https://elderecho.com/lefebvre

Post A Comment